Con la tecnología Zeiss y la asistencia técnica y profesional de AMS, Fundición Ariente incorporó un tomógrafo industrial pensado para mejorar sus procesos de producción.

Al igual que los tomógrafos utilizados en medicina, el equipo escanea piezas, de manera tal que puede “desarmar” cada uno de sus componentes de manera digital, analizarlos y hacer mediciones de hasta un micrón (milésima parte de un milímetro).

Esto permite hacer ingeniería inversa, es decir, a partir de un producto, realizar el diseño para mejorarlo o nacionalizar piezas si se trata de productos importados.

Mirá la nota de La Voz acá

PROMOCIONES